El anticipo, un obstáculo para las Pymes

 

Es innegable que el gobierno de Danilo Medina ha sido un gran aliado e impulsor del desarrollo de las pequeñas, medianas y micro empresas, mejor conocidas como Pymes. El presidente Danilo Medina siempre valoró el papel de las Pymes como uno de los elementos fundamentales en la economía para la creación de empleos y la generación de riquezas. Y desde que llegó al palacio ha sido consecuente con ese criterio, a pesar de que es necesario tomar una serie de decisiones que son impostergables para beneficio de las Pymes.

El sector de las Pymes estaba marginado del sector bancario pues debido a su propia realidad no eran sujetos de crédito.

La banca comercial no estimulaba ni apoyaba la expansión del crédito entre los pequeños, medianos y microempresarios debido a los supuestos o reales riesgos que tenían. De acuerdo con informaciones ofrecidas por el viceministro de Industria y Comerico encargado de las Pymes, Ignacio Méndez, el 91% de las empresas del país son micros y pequeñas, el 8% son medianas y solo el 1% son grandes empresas. Eso muestra que el 99% de las empresas de nuestra nación no tenían facilidades para accesar a los préstamos bancarios cuando Danilo llegó al poder. El se propuso de inmediato cambiar esa realidad y lo ha logrado pues en menos de dos años el gobierno ha prestado cerca del 10 mil millones de pesos a las Pymes a través de Banca Solidaria, de la Fundanción Banreservas, de Promypime y en las visitas semanales que hace el presidente a los pueblos donde apoya a micros, pequeños y medianos empresarios del campo.

Sin embargo, los directivos de los gremios que agrupan a las Pymes han sido muy claros en expresar que hay dos aspectos que afectan más a ese sector que la falta de acceso a los créditos bancarios. Esos dos aspectos son el pago del impuesto del anticipo y la forma de pago del ITBIS. El anticipo es un impuesto que se creó hace unos años de manera provisional y que implica que cada empresa debe pagar de manera mensual por adelantado una doceava parte de las ganancias obtenidas el año anterior. Es decir, que se debe pagar por adelantado las supuestas ganancias del año en curso tomando en cuenta las ganancias del año anterior. Eso es una irracionalidad y un abuso. Eso lleva a que la mayor parte de las Pymes se descapitalicen antes de empezar a producir empleos , riquezas y beneficios. El presidente Medina debe eliminar el pago del anticipo porque este impuesto se han convertido en un gran obstáculo para el desarrollo de las Pymes e incluso limita que ese sector camine a la formalización y por ende redece la capacidad del mismo para pagar mayores tributos al estado.
En cuanto a la forma de pago del ITBIS, es necesario tomar la decisión de que para las Pymes ese impuesto se pague por lo percibido y no por lo devengado. Esto significa que las Pymes puedan pagarlo después que lo hayan cobrado, pues lo que pasa hoy en día es que hay muchos sectores, incluido el gobierno, que pagan las facturas cuatro, cinco y hasta ocho meses después, y las Pymes deben pagar el ITBIS desde que hacen las facturas por lo que se convierten en financiadores del ITBIS de los que no les pagan puntual. Ese proceso los descapitaliza o los lleva a ser evasores por no poder pagar si no pueden cobrar a tiempo.

Ya es tiempo que el presidente Medina tome la decisión de eliminar el anticipo y de que el ITBIS se pague por lo cobrado y no por lo facturado para las Pymes. Esa sería una de las mejores decisiones para seguir favoreciendo a ese sector y a la economía dominicana en sentido general.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *