Una nueva forma de gobernar

Todo el mundo está convencido de que el presidente Danilo Medina ha instaurado un nuevo, impactante, novedoso y eficaz estilo de gobernar. Muchas personas y sectores tenían aprehensiones y prejuicios ante él y su capacidad de ejercer el poder. Pensaban que por su temperamento y don de gente no podría desarrollar un estilo de gobernar que se diferenciara no sólo de su predecesor y compañero de partido Leonel Fernández, sino de cualquier otro presidente dominicano. Pero hoy día, después de ver la actuación y la muestra de hacer cosas que nunca se habían hecho, reconocen que Danilo es distinto y que ha instaurado un estilo de gobierno muy diferente a los demás.

Muchos que no conocían al Danilo verdadero llegaron a afirmar que él sería manejado por Leonel y que fruto de su supuesta falta de carisma no podría conectar con las grandes mayorías. Cuán equivocados estaban pues los hechos cotidianos y trascendentes del accionar de Danilo como primer mandatario lo están colocando en el sitial de uno de los mejores presidentes de la República Dominicana de todos los tiempos. En la actualidad su popularidad supera el 90% y ese es un récord. Ningún presidente dominicano en la historia, después de tener casi dos años gobernando, había podido supera la cifra de 70% de popularidad. Lo del presidente Medina es un precedente en nuestra nación y en una gran parte de América Latina y el mundo.

Hay muchos elementos que han jugado papeles de importancia en esa alta popularidad de Danilo. Pero desde mi humilde óptica uno de los que más ha catapultado la imagen positiva del presidente Medina en la población han sido las visitas sorpresas que realiza todos los domingos a alguna lejana comunidad del país para llevarle apoyo solidario de parte del estado. Esas visitas sorpresas son una muestra clara y precisa de esa nueva forma de gobernar que ha instaurado Danilo y que está marcando para siempre el accionar de cualquier presidente en el futuro.

Y estas no son visitas para efecto propagandístico ni nada parecido. Danilo no se aparece en los lugares con una parafernalia de gentes ni haciendo bultos innecesarios. NO. EL llega solamente acompañado de dos o tres funcionarios que le van a dar seguimiento a las promesas que hace. Y escucha con atención a los productores y las comunidades, a los pequeños empresarios agrícolas y al pueblo que está presente. Y eso le ha dado un resultado sencillamente extraordinario.

De acuerdo a José Ramón Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia y Coordinador General de esa visitas, hasta el momento el presidente ha realizado 63 visitas sorpresas durante las cuales ha dejado funcionando 410 proyectos que han generado 50 mil 814 empleos. El presupuesto programado para ser entregado en esas 63 visitas ha sido de 9 mil 576 millones y hasta el momento se han ejecutado 4 mil 909 millones. De todos los proyectos prometidos en esas visitas ya se han terminado y entregado el 30% y están en ejecución el 70%. Eso muestra la eficacia de esta nueva forma de gobernar de Danilo Medina que siempre dijo que él quería ayudar a cambiar el rostro de la gente y lograr un mayor y mejor bienestar para las grandes mayorías. Con esa nuevo forma de gobernar, Danilo va por muy buen camino.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *