Donald Trump: Un Peligro para todos

El próximo martes 8 de noviembre son las elecciones estadounidenses y mi deseo es que Hilary Clinton gane, y se convierta en la primera mujer presidenta de esa gran nación. Pero, un grave peligro se presenta ante ese hecho: la trágica posibilidad de que el favorecido sea Donald Trump.

Trump es un verdadero peligro para la humanidad. Sería un lamentable error del pueblo estadounidense elegirlo. Hace unos meses escribí un artículo sobre lo que significaría su elección como presidente. Por su vigencia, reproduzco a continuación lo esencial del mismo.

“Si el candidato del Partido Republicano, Donald Trump, logra ganar la presidencia de los Estados Unidos, se convierte en un grave peligro para la paz del mundo, para las relaciones de los Estados Unidos con otros países, para los inmigrantes que residen en territorio norteamericano y para el propio pueblo de esa nación. Trump es un adefesio electoral que no tiene ninguna noción ni experiencia de Estado, un dirigente atípico e irracional que no sabe coordinar sus ideas y mucho menos sus acciones y que, siendo el responsable de la nación más poderosa y armada del mundo, es un peligro en todos los órdenes.

El discurso de Donald Trump está totalmente fuera de fase y de tiempo, aunque tiene elementos de mucha popularidad por sus efectos en la emoción de la gente. Trump habla de aislar comercialmente a los Estados Unidos en un momento donde la tendencia mundial es a la integración, habla de afectar la inmigración y ponerle medidas duras en una nación que es producto de esa misma inmigración, habla de utilizar la fuerza para volver a darle poder a los Estados Unidos, lo que recuerda las tantas intervenciones y abusos cometidos contra nuestros países por las fuerzas militares norteamericanas y las tantas guerras desatadas en el mundo por los gobiernos norteamericanos en defensa de sus intereses.

Donald Trump es un contrasentido y un grave peligro para la paz y la armonía. Su fortaleza como candidato presidencial refleja de manera directa la debilidad de los Estados Unidos. Y lo más grave de todo es que tiene amplias posibilidades de ganar la presidencia.

Desde mi humilde punto de vista, la fortaleza de Donald Trump se basa en que ha sabido jugar con dos temas que se dirigen a la parte emotiva de una población que quiere mejoría de vida y mayor bienestar personal. El primero de esos temas es la inmigración. Trump pregona que el problema de la falta de empleos y de mayor bienestar de los norteamericanos se debe a que los inmigrantes, legales e ilegales, se han tomado todas las facilidades que da el estado. Y eso es totalmente falso, pero es una posición que ha ganado muchos adeptos en el mundo, sobre todo en los países que tienen problemas con las poblaciones de inmigrantes.

El otro tema es rescatar el poder de los Estados Unidos. Para Trump, esa nación está débil porque sus gobernantes no actúan con firmeza frente a las demás naciones y organismos internacionales. Eso significa volver a la época de abusos e intolerancia de los Estados Unidos. Esa es una visión totalmente equivocada, pero a la mayoría de la población norteamericana le suena bien y sube sus pasiones. De ahí una de sus grandes fortalezas.

Si pese a ese peligro que representa, Donald Trump logra ganar las elecciones y se convierte en presidente de los Estados Unidos, el mundo empezará a vivir una nueva etapa de temor, de inseguridad y se encaminará a una probable guerra moderna, donde todos seremos víctimas”.
Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
euricabral07@gmail.com

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *