Duarte, un ejemplo para este tiempo

Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria Dominicana y principal guía de todo el proceso independentista, es un ejemplo permanente para todos los dominicanos y dominicanas que anhelan y luchan diariamente por una patria más justa, más humana, más solidaria y más próspera.

Hoy día que nuestros dirigentes políticos principales, salvo honrosas excepciones, están llenos de un sentido de individualismo que pone sus intereses particulares por encima de los de su partido y del país,

hoy que esos dirigentes políticos prefieren dividir sus espacios partidarios y buscar su gloria personal por encima del interés colectivo, hoy día que nuestros dirigentes y muchos de los miembros de la sociedad política dominicana buscan sus beneficios personales y son capaces de cualquier cosas para hacerle daño y hundir al contrario, hoy día, frente a esa realidad del individualismo y la cultura del éxito y el dinero fácil y rápido, es más necesario que nunca que bebamos en la fuente del ejemplo de desprendimiento y compromiso con la patria que tuvo Juan Pablo Duarte.

duarte17

Duaarte es el ejemplo a seguir. Los dirigentes políticos de hoy día deberían imitar el ejemplo de entrega y sacrificio de Duarte quien fue capaz de entregar todo, incluído los bienes de su familia, para lograr la independencia de la patria amada. En dos oportunidades, en 1843 y en 1864, no tuvo reparos para decirle a su familia que vendiera sus bienes o parte de ellos para que ese dinero fuera utilizado en favor de la lucha por la independencia y restauración respectivamente.

Duarte es un ejemplo por su honestidad como político y como manejador de los recursos públicos. Su acción de devolver 827 pesos de 1,000 que les fueron entregados cuando fue enviado con su tropas a la ciudad Baní a reforzar el ejército de Pedro Santana, es uno de los actos de honestidad política y de uso correcto de los bienes públicos, de mayor significación en la historia de la nación dominicana.

Duarte es un ejemplo de hombre de fe pues todos sus acciones estaban fundamentadas en la profunda creencia al Dios Todopoderoso y a su voluntad. En estos tiempos modernos la imagen y el ejemplo de Duarte crece en una dimensión extraordinaria. Duarte es un ejemplo de firmeza en los principios.

Duarte es un ejemplo como ideólogo y precursor de la Independencia Nacional. Es un ejemplo en sus convicciones constitucionalistas que lo convierten en el Primer Constitucionalista Dominicano. Duarte es un ejemplo de un líder con visión clara y adelantanda a su época sobre el papel de los municipios en el funcionamiento del estado dominicano, lo cual le convierte en el Primer Municipalista Dominicano.

Duarte es un ejemplo de amor a la patria sin buscar nada a cambio.
Es un ejemplo de lucha sin máculas por un ideal y por un objetivo hasta el final. Es un ejemplo de Liderazgo solidario, humano, democrático.
Duarte es un ejemplo de visión y de acción por un ideal.

Juan Pablo Duarte es un ejemplo a seguir en todo momento de nuestras vidas para hacer que cada vez más y más la patria dominicana que él nos legó transite por senderos de amor, de esperanza, de armonía, de bienestar, de prosperidad, de felicidad, de justicia social y de plena libertad.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *