Duarte, un ejemplo para todos

En el libro “Duarte, un hombre de fe y de acción”, que publiqué a propósito del bicentenario del Padre de la Patria, desarrollo la idea de que Juan Pablo Duarte es un ejemplo y un modelo para todos los dominicanos.
Y Duarte es un ejemplo a seguir porque toda su vida, toda su acción, todos sus pensamientos, estaban orientados a servir a la patria, a la independencia plena, a la libertad sin ataduras y al bienestar de todos los que habitamos este terruño que el fundó con el nombre de República Dominicana, bajo el lema sacrosanto de “Dios, Patria y Libertad”.
Duarte es un ejemplo por su firme y férrea voluntad de lograr la liberación de nuestra patria y la consecución de una República libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera. Duarte es un ejemplo porque entregó todo, incluido los bienes de su familia, para lograr la independencia de la patria amada.
Duarte es un ejemplo por su honestidad como político y como manejador de los recursos públicos. Su acción de devolver 827 pesos de 1,000 que les fueron entregados cuando fue enviado con su tropas a la ciudad Baní a
reforzar el ejército de Pedro Santana, es uno de los actos de honestidad política y de uso correcto de los bienes públicos, de mayor significación en la historia de la nación dominicana.
Duarte es un ejemplo de hombre de fe pues todos sus acciones estaban fundamentadas en la profunda creencia al Dios Todopoderoso y a su voluntad. Duarte es un ejemplo de amor a la patria y de entrega sin límites por ella. Duarte es un ejemplo de estratega político y militar pues fue capaz de crear una estructura como La Trinitaria, la cual sirvió de soporte y estímulo para consolidar las tareas de liberación. Asimismo, fue capaz de desarrollar una alianza estratégica con el movimiento La Reforma de Haití, el cual ayudó a impulsar y consolidar la tareas para la liberación definitiva de nuestra patria.

En estos tiempos modernos la imagen y el ejemplo de Duarte crece en una dimensión extraordinaria. Duarte es un ejemplo de firmeza en los principios. Duarte es un ejemplo de amor a la patria sin buscar nada a cambio. Duarte es ejemplo de lucha sin máculas por un ideal y por un objetivo hasta el final. Duarte es un ejemplo de Liderazgo solidario, humano, democrático. Duarte es un ejemplo de visión y de acción por un ideal. Duarte es un ejemplo a seguir en todo momento de nuestras vidas para hacer que cada vez más y más la patria dominicana que él nos legó transite por senderos de amor, de esperanza, de armonía, de bienestar, de prosperidad, de felicidad, de justicia social y de plena libertad.
Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
euricabral07@gmail.com

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *