La fortaleza de la fe y de Jesús

Para quienes tenemos a la fe y a Jesús como los soportes fundamentales de nuestras vidas, esta pandemia y toda la situación de incertidumbre que vive nuestro país y el mundo, ha sido un momento para fortalecernos espiritualmente, para aumentar nuestra esperanza y nuestra confianza en que Jesús es amparo y fortaleza en todas las circunstancias. Y que Él tiene, siempre, muchas cosa buenas para nosotros.

La fe ha sido un ancla para cimentarnos y no dejarnos llevar por el temor. Jesús es el mayor soporte para caminar seguros en medio de la pandemia, sin miedo, sin preocupación, alegres, protegidos y confiados en que su amor es la mayor protección para nosotros.

Dios no es el responsable del surgimiento covid 19.  De Dios no viene nada malo, solo vienen cosas buenas, tal y como se plantea en Santiago 1:17. El covid fue el resultado de las actuaciones de los seres humanos, ya sea por un error de un laboratorio o por los enfrentamientos entre las dos principales potencias del mundo. Dios ha sido, y siempre será, un apoyo fundamental para poder enfrentar esta pandemia provocada por ese virus que ha transformado la humanidad, y la ha puesto a buscar más de Jesús.

En nuestra nación, la fe y  la confianza en Jesus se han consolidado y multiplicado en medio de la pandemia. Eso lo vemos a diario y lo sentimos en cada momento que hablamos con diversas personas.

De acuerdo a los datos de una encuesta realizada por el Centro Económico del Cibao y auspiciada por la publicación digital Acento, la fe y la creencia en Jesús de parte de los dominicanos, se ha incrementado en la pandemia. La encuesta fue realizada a un universo de 1,200 personas en todo el territorio nacional, entre el 19 y 21 de enero del 2021.

Los resultados generales de dicha encuesta establecen que “a pesar de los estragos sociales y económicos causados por la pandemia de covid-19,  esa terrible enfermedad no causó mayores conflictos de fe”.  El 98 % de los consultados aseguró que su fe aumentó o se mantuvo igual, mientra sólo un 1.3%  aseguró que su creencia disminuyó.

En cuanto a Jesús, el 99.1 de los encuestados aumentó o mantuvo firme su creencia y su confianza en el hijo de Dios. En cuanto a la relación con las iglesias como centro de fe, el 66% de los encuestados dijeron que se mantuvieron firme en sus visitas y relación directa con sus iglesias.

En momentos de incertidumbre y de temor, Jesús es la mejor vía para vencer esos sentimientos y caminar firmes en el sendero de la calma, la tranquilidad y el sosiego. Y así podremos encontrar fortaleza para seguir adelante y paz. Y como dice el apóstol Pablo en Filipenses 4:7, “Esa paz, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

Euri Cabral

Economista y Comunicador

euricabral07@gmail.com

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *