La tasa de cambio y el Banco Central

Uno de los grandes aciertos de los gobiernos del PLD ha sido la estabilidad macroeconómica a través de la aplicación de una política monetaria que ha logrado mantener controladas variables como la inflación, las tasas de interés y la tasa de cambio. Sin embargo, en las últimas semanas se ha producido un incremento peligroso de la tasa de cambio hasta el punto que los niveles que estaban planificados para diciembre de la relación entre el dólar y el peso dominicano, se alcanzaron en este mes de agosto.

Esa situación de incremento del valor del dolar frente al peso desde mi óptica se ha producido por varios factores. El primero es que fruto de la necesidad de flexibilizar la política monetaria para producir un crecimiento de la economía, el Banco Central produjo una baja significativa de las tasas de interés tanto activa como pasiva y eso conllevó a que una parte importante de los ahorrantes en pesos buscaran colocar sus ahorrros en dólares. Esa tendencia de dolarizar los ahorros antes las bajas tasas pasivas, es decir las que se pagan por tener ahorros, empezó a presionar la tasa de cambio.

Otro elemento ha sido el entorno internacional difícil que ha llevado a una disminución del flujo de divisas y ante la subida de los precios del petróleo que ya se cotiza a 110 dólares el barril, nuestro país ha visto incrementarse el pago de la factura petrolera y de otros compromisos internacionales que se hacen en dólares. Y a esto se suma un aspecto que cada año en esta fecha provoca una subida de la tasa de cambio: la compra de los inventarios de diciembre por parte de los comerciantes y empresarios. Eso lleva a que se incremente la demanda de dólares en la economía y por vía de consecuencia, como el dólar es una mercancía, al subir su demanda se incrementa su precio.

De manera particular he estado abogando porque el Banco Central interviniera desde hace tiempo el mercado para evitar que esos factores lleven el dolar a un nivel que no pueda ser controlado. Actualmente las reservas brutas internacionales del Banco Central están en 3,800 millones de dólares y las netas en 3,500 millones de dólares, por lo que entiendo correcto que las autoridades monetarias hayan anunciado que van a intervenir el mercado para evitar que el dólar siga subiendo. Eso es urgente, necesario, obligatorio y prioritario pero no dentro de dos semanas, sino desde hoy mismo.

El Banco Central no puede permitir que la tasa de cambio siga el curso que lleva. Eso podría provocar una ola inflacionaria que afecta a todos los sectores pero en especial a los menos ingresos. Y si bien es cierto que hay expectativas de que en el período septiembre-diciembre ingresen al país unos mil millones de dólares que ayudarían a estabilizar el mercado de divisas, no es menos cierto que si no hay una eficaz intervenciòn del mercado ahora mismo, los efectos de esos problables ingresos podrìan ser afectados. El presidente Danilo Medina y las autoridades del Banco Central no pueden permitir que la estabilidad macroeconómica se afecte por lo que se debe actuar de manera rápida y precisa.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *