Leonel y el fallo de la Corte Interamericana

El ex-presidente Leonel Fernández expresó claramente que resulta imposible para nuestra nación acatar el fallo que dictó la Corte Interamericana donde nos condena por supuestas violaciones de los derechos humanos y nos comina a cambiar la constitución para adoptar el jus sanguinis como forma de otorgar la nacionalidad.

En una conferencia que dictó el pasado jueves 13 de noviembre justamente en el local de la OEA en Washington DC, organismo al que pertenece la Corte Interamericana, en la que estuvieron presentes su secretario general, José Miguel Insulsa, y un nutrido grupo de embajadores de los diversos países que forman parte de la OEA, el ex-presidente Fernández se mostró firme y con una actitud llena de patriotismo y dignidad dijo que esa decisión de la corte “constituye una clara vulneración de la soberanía de nuestro país”.

Durante el desarrollo de la conferencia el ex-mandatario dominicano resaltó un conjunto de sólidos argumentos que rebaten las justificaciones irracionales y prejuiciadas de la Corte Interamericana y le dan razón a nuestra nación para no acatar la decisión y mostrar que la misma esta fuera de toda lógica y no se corresponde con la situación que vive la mayor parte de los países del mundo en cuanto al control migratorio se refiere.

En una parte de su conferencia el ex-presidente Fernández expresó con claridad meridiana lo siguiente: “Eso que ordena la Corte sería posible aquí en los Estados Unidos, donde todo el que nace en este territorio es automáticamente y de pleno derecho norteamericano. Lo mismo ocurriría en Canadá o en varios de los Estados de América Latina y el Caribe, que admiten el sistema del jus solis incondicional. No ocurriría lo mismo, sin embargo, en la República Dominicana, donde no existe el jus solis automático, y por consiguiente, no se adquiere la nacionalidad dominicana por el simple hecho de haber nacido en nuestro territorio”.

Asimismo, Leonel dio el dato de que en esta situación la República Dominicana no está sola, y citó un informe del Centro de Estudios de Migración, de los Estados Unidos, el cual señala que de los 194 Estados Miembros de las Naciones Unidas, sólo 30 admiten el sistema de jus solis sin ninguna condición, “lo que quiere decir que 164, entre los que se encuentran la República Dominicana, Haití y Costa Rica, han optado por no reconocer automáticamente la nacionalidad de las personas que nacen en sus respectivos territorios”.

Finalmente, el doctor Leonel Fernández expresó ante la OEA con firmeza y dignidad patria el sentir de la mayoría de lo dominicanos ante esta agresión de la Corte Interamericana: “El Estado dominicano está impedido de acoger y acatar esta decisión de la Corte Interamericana, en razón de que, primero, nuestra Constitución ya establece un sistema de otorgamiento de la nacionalidad; segundo, la Convención de la Haya reconoce la facultad de los Estados soberanos de legislar internamente el tema de la nacionalidad; tercero, por la propia jurisprudencia de la Corte Interamericana; cuarto, por el fallo de nuestra Suprema Corte de Justicia; y quinto, por la decisión del Tribunal Constitucional Dominicano, intérprete último de nuestra Ley Sustantiva”.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *