Un presupuesto equilibrado y justo

El poder ejecutivo presentó esta semana la propuesta de presupuesto del año 2017, la cual será llevada al congreso nacional para su aprobación definitiva en las próximas semanas. Lo primero que debe ser resaltado, es que el presidente Danilo Medina es el único presidente que ha cumplido con lo establecido por la ley de que ese proyecto debe ser presentado por el ejecutivo antes del día 1ero de octubre a las cámaras legislativas, para su discusión y aprobación.

Esta propuesta establece que el presupuesto del 2017 será de 711,399 millones de pesos, unos 47 mil millones más que el de este año. Es muy equilibrado y justo. Aunque presenta algunas limitaciones importantes, en sentido general satisface las expectativas fiscales del propio gobierno y mantiene la orientación de las prioridades que han normado las ejecutorias del actual mandatario: Educación, Salud, Seguridad y lucha contra la pobreza.

El área de la salud es la que tiene el mayor aumento, unos 15 mil millones más, los cuales serán destinados básicamente a la reconstrucción de hospitales, la construcción de centros de diagnósticos, los programas de medicamentos de alto costo y de niños recién nacidos, entre otros. Asimismo, se prevé el aumento de salarios en el sector salud.

En este aspecto de salud, el gobierno debe ser más estricto en la supervisión de la construcción de los hospitales y, sobretodo, en lo que tiene que ver con los centros de diagnósticos que se han quedado rezagados por una falta de gerencia en la ejecución de los mismos. Estos centros significarían un ahorro significativo para el sector, pero deben ser retomados y puesto en manos de personas con efectividad y calidad gerencial, para que pueda cumplirse la meta de los 30 que están estipulados en el presupuesto.

El otro aspecto que resalta es la disposición de incrementar unos 3 mil millones de pesos para ser destinados a un aumento puntual en la policía nacional y al desarrollo de la seguridad social en esa institución. Una limitación de esta correcta decisión es que todavía no están claros los elementos que determinarán ese aumento “puntual” en la policía, pues de no hacerse con justicia y equilibrio podría generar más frustraciones que satisfacciones.

Hay otros elementos importantes que muestran una clara orientación social del gobierno en la inversión de los recursos: mil millones de pesos para el Banco Agrícola y para el FEDA, 800 millones más para el microcrédito, 1,700 millones más para el gabinete social, más de 200 millones para combatir la extrema pobreza y 1,500 para la República Digital.

Y aunque se prevén aumentos salariales sectoriales, es lamentable que debido a la realidad fiscal del gobierno no se haya podido hacer un aumento general de salarios para el año. Es doloroso ver a empleados públicos ganando 5 mil pesos mensuales. Eso debe cambiar. Ojalá que en el presupuesto del 2018 esa situación sea superada.

Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
euricabral07@gmail.com

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *