Y el acuerdo se realizó

En mi artículo de la semana pasada afirmaba lo siguiente: “Danilo Medina y Leonel Fernández son dos líderes políticos que tienen sentido de la historia, es decir, que saben actuar acorde a la situación poniendo sus intereses personales por debajo de los intereses de su partido y del país.

Por eso en cada momento en que se han enfrentado, he mantenido el criterio de que no se separarán ni dividirían el PLD y que uno siempre terminará apoyando al otro. Ha sido así y en este momento, también será así.”

Y luego realizaba la siguiente afirmación: “Ellos están a punto de pactar un acuerdo que permitirá la reelección del presidente Medina y que el PLD se mantenga en el poder. Y es un acuerdo donde ambos líderes mostrarán su grandeza y Leonel se crecerá como lider político aceptando la reelección”

Muchos amigos y analistas políticos expresaron que ese era mi deseo, pero que la realidad era otra. Y más aún cuando el pasado lunes Leonel habló al país y mostró un radicalismo sorprendente con el pedido de un referendum. Sin embargo, el acuerdo se realizó, tal y como nosotros venimos diciendo desde hace más de un mes. Este jueves en la tarde se anunció a la nación dominicana el pacto firmado por Danilo y Leonel, refrendado por el Comité Político, que pone fin a esta tormentosa situación.

Nosotros sabíamos que iba a ser así por una razón sencilla: Danilo y Leonel son dos líderes políticos que fueron formados por un maestro de la política, Juan Bosch, que en todo momento les enseñó que no pueden actuar de manera mezquina o ambiciosa, que ese proyecto que los une a ambos que se llama PLD, debe ser la referencia y la guía para sus actuaciones y que nunca el interés particular de uno de ellos puede estar por encima de los intereses del colectivo ni mucho menos del país. Danilo y Leonel se complementan y se necesitan el uno al otro. Así de sencillo.

La nación estaba en una situación de práctica parálisis por la situación crítica en que nos tenía inmerso ese desacuerdo. Y cuando el pasado lunes Leonel dio al país un discurso que nunca debió haber hecho, muchos creyeron que se sellaba la división del PLD y, por lo tanto se prefiguraba la derrota electoral de ese partido y su salida del poder.

Sin embargo, a pesar de lo radical y absurdo de una parte del discurso de Leonel, fui uno de los pocos analistas que dijo que se iba a pactar pues el ex-presidente dijo que no se oponía a la reelección, que cuatro años no son suficientes para un buen gobierno y que dejaba abierto un canal de discusión para el entendimiento.

Y es que Leonel es un líder de una dimensión fuera de serie. El no podía, siendo el presidente del PLD, actuar contrario al sentir de la mayoría de la dirección de ese partido. Leonel se creció ante la historia y mostró nuevamente su gran visión y sus amplias posibilidades de seguir siendo un referente para el presente y el futuro politico de la nación dominicana.

Danilo también se creció ante la historia. Y actuó, como siempre, con humildad, con equidad y con sentido de justicia. En síntesis fue reelección por reeeleción la base del pacto. Si Danilo tiene derecho a reelegirse, también lo tienen los seguidores de Leonel en el congreso y los ayuntamientos. Así, ambos lideres mantienen su fuerza, su poder y su vigencia.

Y el acuerdo se realizó. Por el bien de Danilo, de Leonel, del PLD y del país.

Tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *